Franck MEDINA nació el 11 de Marzo de 1974 en una familia más bien modesta. Su abuelo paterno nació cerca de Orán y fue un valiente soldado de las famosas Batallas de Monte Cassino y Germersheim. Su abuelo materno a quien nunca conoció tenía grado en las Fuerzas Aéreas Francesas y ha sido condecorado cinco veces durante su carrera.

Franck tiene sus orígenes en las regiones francesas de Lorena, Alsacia, Ardèche, Borgoña, Picardía, Champaña. También tiene raíces andaluces, vascas, aragonesas, gitanas, ligurianas, toscanas, sicilianas, calabresas, escocesas, británicas, escandinavas, germánicas, croatas, húngaras, polacas, finlandesas, egipcias y sefardíes... Las más lejanas se determinaron utilizando la tecnología moderna y las ciencias nuevas, y es sorprendente ver que, instintivamente, Franck ha cantado durante años en los idiomas que corresponden exactamente a los países o regiones donde se encuentran sus orígenes, incluidos los más antiguos.

Su apellido, de origen español, significa Estado en hebreo y ciudad en árabe. ¡ Todo un símbolo !

Franck vivió sucesivamente con su bisabuela quien le crió hasta los 6 años y le inculcó el sentido de los valores humanos y morales. Luego vivió con su abuela cuando era adolescente.

A franck siempre le ha gustado cantar. A los 5 años, su padre le graba en una cinta magnetofónica. A los 7 años, ya se ejerce delante de su espejo, luego a los 14 años, él escribe las letras de sus primeras canciones. Graba una primera maqueta en 1991 y un primer álbum autoproducido en 1995, después de muchos contratiempos. El álbum se difunde en toda Borgoña y un poco en la región Ródano-Alpes. Las repercusiones son escasas. Las baladas de Franck no están de moda. Pero Franck no se desalienta. Su lema es desde siempre : Paciencia y silencio. De carácter humilde y reservado, no le gusta hacer hablar de él hasta que sea realmente útil y necesario. Así sigue aún hoy luchando discretamente para alcanzar siempre su objetivo e ir al cabo de sus sueños.

Apasionado por las tradiciones y las culturas de las cuatro esquinas del mundo, Franck conoce ocho alfabetos y habla varios idiomas : el francés, el español, el inglés, el alemán. Tiene también conocimientos profundos en italiano, en portugués, en griego y en hebreo. Canta actualmente en veintidós lenguas (Español, Francés, Inglés, Alemán, Italiano, Portugués, Griego, Hebreo, Árabe, Húngaro, Serbio, Croata, Islándico, Turco, Ruso, Polaco, Finés, Letón, Neerlandés, Japonés, Luxemburgués, Latín) y ya dio actuaciones en España, Francia, Suiza, Bélgica, Alemania, y también en EE.UU. y en Japón. Realizó varios discos y casetes entre 1991 y 2013. Finalmente, trabajó un determinado tiempo en el Teatro lírico de Dijon.

Profundamente sensible y humanista, Franck está comprometido más que nunca en favor de grandes causas como la abolición de la pena de muerte, en general y sobre todo en EE.UU., la defensa y el respeto de la naturaleza, de la vida animal, la ayuda a los que menos tienen, el respeto de los niños, de los enfermos, de los más débiles y de los ancianos. Sueña con tolerancia y respeto entre todos los seres de la Tierra.